ESTILO ECLÉCTICO: PERSONALIDAD Y CREATIVIDAD

Eclecticismo viene del término griego “eklegein”, que significa escoger. En arquitectura y decoración este concepto, que se desarrolló a mediados del siglo XIX, consiste en combinar estilos y elementos de diferentes épocas, que permite crear espacios con mucha personalidad y atractivo. Sigue leyendo y descubre sus características.

 

 

Perfecto para aquellos que no terminan de decidirse por un único estilo, el ecléctico es una opción de lo más atractiva para crear espacios muy personales y creativos, sin dejar de lado la practicidad de los mismos.

Muy de la mano del estilo vintage, por el uso de elementos de otras épocas, bien aplicado, puede llegar a mezclar clásico, moderno, rústico o colonial en una misma estancia y generar una estética de lo más agradable sin crear sensación de caos.

Una de las ventajas de optar por el ecléctico es que no sigue ninguna norma. Esto hace que sean difíciles de llevar a cabo, pero también nos permite combinar elementos de diferentes épocas y estilos que se ajusten a nuestras necesidades, logrando ambientes muy estéticos y totalmente personalizados sin agobiar el espacio. Lo importante es conseguir una estética muy cuidada, propia y funcional.

El estilo ecléctico es pura creatividad y libertad. Se adapta a nuestros gustos y necesidades, pero debemos tener en cuenta una serie de factores:

 

– Antes de decorar el espacio, debemos tener en cuenta que queremos una estancia confortable. Podemos enseñar muchas cosas, sin agobiar la estancia o impedir el paso por ella.

– Crear estancias creativas y personalizadas es importante, pero también lo es que resulten funcionales y estéticamente agradables.
– Lograr una imagen cálida y confortable pasa por mantener el orden.

– Potenciar la entrada de luz natural y planificar una iluminación adecuada de las estancias es imprescindibles si queremos que éstas parezcan más amplias, ordenadas y funcionales.

– Para darle sentido a la decoración y evitar sensación de caos, es importante fijar un protagonista en el espacio y que el resto de elementos decorativos giren en torno a éste. Así, por ejemplo, podemos centrarnos en el sofá y elegir los cojines y otros textiles en consecuencia.

– Otra forma de lograr coherencia en el espacio es definir un elemento conciliador que unifique el espacio. Así, por mucho que sean elementos de diferentes épocas o estilos, podemos combinarlos de manera sencilla si elegimos unos tonos comunes que den coherencia a la decoración.

– El eclecticismo recupera objetos y muebles de otras épocas y estilos como si todos fuesen un mismo conjunto, sin embargo, debemos tener en cuenta que no todo vale y que poner ciertos elementos por poner sólo servirá para crear mezclas sin sentido. Debemos mantener siempre una armonía en las formas, el color…

– Pese a que puede haber ciertos elementos que aporten ese toque de color tan atractivo, el uso de  tonos neutros en muebles y paredes nos ayudarán a mantener la sencillez.

 

FUENTE: FOTOCASA

http://hogar.fotocasa.es/decoracion/interiorismo/estilo-eclectico-personalidad-y-creatividad-i__hogar_16924.aspx?fr=1

 

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>